PROYECTO DE APRENDIZAJE Y SERVICIO

        APS: HUERTO HERMANA TIERRA


 

El proyecto Huerto Hermana Tierra nace de la necesidad de lograr un empleo en condiciones dignas para los jóvenes inmigrantes que acompañan desde las asociaciones implicadas en el mismo (APOYO, AFAS y SERCADE)

Ante la necesidad de trabajar y la realidad del mercado laboral, donde estos chicos y chicas debido a su baja cualificación y su falta de experiencia, solo acceden a trabajos muy precarios, deciden poner en marcha la huerta hermana Tierra. Por otro lado el acceso a este trabajo les permite regularizar su situación en España.

Crean así un huerto que suministra productos a un GRUPO DE CONSUMO  que consume frutas y verduras de forma social, responsable y ecológica.


VISITA AL HUERTO HERMANA TIERRA


Crónica del alumnado

curso 2018-19

Hoy, día 16 de Enero de 2019, los voluntarios de Ekoescuelas del IES Alfredo Kraus hemos ido al huerto Hermana Tierra, que se encuentra en el Pardo, a ver cómo trabajan algunos inmigrantes y en las condiciones que vivían en su país. Uno de ellos, que es de Senegal, nos ha contado lo que se vive en su país. Por ejemplo, la guerra del coltán.

También les hemos ayudado en el huerto quitando los plásticos que cubrían los cultivos y dando de comer lechuga a las ovejas.

Luego hemos lijado unas cajas donde se guardarán los cultivos. La idea de dar formación y trabajo a todos los inmigrantes que se encuentran allí nos ha gustado mucho, ya que es una muestra de empatía y de ayuda a otras personas que podrían estar viviendo en una situación muy extrema.

Después de comer, hemos visto unos vídeos sobre el coltán y nos ha parecido impresionante la cantidad de cosas que desconocíamos sobre nuestros móviles.

¿Sabías que nuestros móviles viejos vuelven a África en forma de chatarra electrónica? ¿O que hay gente explotada trabajando en minas minúsculas para que nosotros luego destrocemos, rompamos, tiremos o perdamos nuestros móviles?

Pero esto no pasa solo con los móviles. También pasa con la mayoría de los otros aparatos electrónicos que usamos en nuestro día a día, con la ropa, envases…

Y en muchos casos las personas que realizan estos trabajos tan precarios y peligrosos son niños de nuestra edad o más pequeños. Así que, piénsatelo dos veces y no cambies tu móvil a no ser que sea muy necesario. Estamos deseando

volver y ver una nueva  habitación que nos quieren enseñar. Ya os contaremos más

en junio.

 

Esperamos que este texto os haya hecho reflexionar sobre la inmigración y sobre lo que pasa con vuestros móviles una vez que os deshacéis de ellos.

 

Os animamos a que os apuntéis a Ekoescuelas.Te lo pasas muy bien y aprendes muchas cosas útiles sobre reciclaje, consumo sostenible…

 

 

PABLO TUTOR Y MARCOS DOMÍNGUEZ


Fotos de la visita



ENTREVISTA A INMACULADA

Fundadora y propulsara del proyecto HHT

¿Por qué surgió la idea del proyecto Huerta Hermana Tierra ?

 Pues la idea del huerto surgió porque para los inmigrantes es una oportunidad para tener un futuro mejor en España.

 ¿Qué es lo que te impulsó a crear esta organización?

 La verdad es que me llevó a crearla por humildad porque cuando ves a alguien que necesita ayuda sientes la necesidad de hacer algo, siempre hay cosas que podemos  hacer.

 En el camino para crearla, ¿habéis tenido algún impedimento? o ¿habéis recibido mucha ayuda?

 Hemos tenido mucha ayuda de los Capuchinos que son los monjes del convento donde tenemos el huerto y sobre todo de las personas que nos compran y consumen las verduras.

 ¿Cuántas personas trabajan actualmente en el huerto?

 En el huerto directamente trabajan cuatro personas (los inmigrantes), nuestro ingeniero Alberto y por supuesto los voluntarios.

 ¿Valorarías positivamente que a partir de este proyecto muchos inmigrantes han conseguido trabajo estable o se han formado dentro del mundo de agricultura?

 Sí  claro, es una estupenda oportunidad para ellos.

 ¿Qué significa para ti trabajar en este proyecto?

 Pues para mí mucho, sobre todo por la oportunidad de conocer mejor a los inmigrantes y estar en contacto con la tierra.

 ¿Qué es lo que más te gusta dentro de tu trabajo? ¿Qué es lo que más te satisface?

 Lo que más me gusta son los colores de las verduras, son impresionantes los verdes de las lechugas, los blancos de las cebollas … y lo que más me satisface es poder dar trabajo a los tres inmigrantes.

 ¿Cuánto tiempo llevó formar la organización? ¿Y cuánto te lleva a ti en el día a día?

 Pues el proyecto lo pensamos en Noviembre del 2013 pero tardamos en empezar seis meses hasta Mayo del 2014. Y diariamente me ocupa lo que un trabajo normal .

 ¿Principalmente a través de quién llegan a vosotros los inmigrantes: ONG, policía…?

 Los inmigrantes suelen venir a través de ONG.

 ¿Os gusta colaborar con los institutos?

 Sí, porque es una forma de llegar a miles de personas y de concienciar a los jóvenes.

 ¿Cómo os mantenéis económicamente?

 Bastante bien, vendemos en institutos y en el convento de los capuchinos. También tenemos pensado que las personas nos puedan visitar para que nos conozcan y tener otra fuente a través de la que funcionar.

 ¿Cuál es el principal objetivo del Huerto Hermana Tierra? 

 El principal objetivo es poder ofrecer formación y empleo a los chicos, para que tengan su dinero y un contrato digno. También para que la gente tenga conciencia de un consumo responsable.

 ¿Pensáis promocionar vuestros productos más allá de los colegios, institutos… por ejemplo en los supermercados, mercadillos…?,  ¿ O ya lo hacéis ?

 No, porque no tenemos tanto productos y sería un jaleo. Los supermercados son muy grandes.

 ¿Qué le dirías a la gente para que comprara los productos que cosecháis?

 ues que son ecológicos, que representan el medio ambiente y por supuesto que están dando trabajo a personas que lo necesitan, no como en otros supermercados donde lo que prima es el beneficio económico.

 Bueno Inma, muchas gracias, te agradecemos tu tiempo y nos quedamos con tus deseos.

Entrevista realizada por Laura González.



ENTREVISTA A LOS INMIGRANTES

Souleymane, Yousouff y Mamadou

En nuestra visita al Huerto Hermana Tierra hemos entrevistado a Yousouff, Souleymane, y Mamadou, trabajadores del huerto.

¿De dónde venís? ¿Habéis encontrado lo que esperabais en España?

Venimos de Malí y Guinea.

 ¿Cuántos años tenéis?

Tenemos 27 y 28 años

 ¿Tenéis familia en España?

No, toda nuestra familia está en África. Aquí solo tenemos algunos

amigos.

 ¿Cómo habéis llegado hasta aquí? ¿Fue difícil? Contadnos un poco.

Fue muy difícil, sobre todo porque no teníamos los papeles. Fue un viaje largo.

Primero fuimos a Senegal y desde ahí a las Islas Canarias. Luego conseguimos un bote y llegamos a España.

Uno de ellos nos ha contado que una mujer le ayudó a hablar español. Consiguió un pequeño trabajo pero ganaba muy poco dinero. Luego fue a Valladolid y trabajó con ovejas. Era muy duro.

 ¿Con cuánto dinero disponíais para empezar el viaje?

Muy poco. Además  en el bote nos gastamos la mayoría.

 ¿Alguna vez os han detenido por vuestra condición de inmigrantes?

Sí. Por no tener papeles. Ahora ya los tenemos.

 ¿Cómo fue vuestra infancia?

No disponíamos de mucho dinero.  Jugábamos al fútbol con todos los amigos del pueblo, es lo que más nos gustaba.

 ¿Qué es lo que más os gusta de esta ciudad?

 Nos gusta mucho la gente, el fútbol y las discotecas.

 ¿Qué es lo que más echáis de menos de vuestro país?

La familia y algunos amigos. A veces hablamos con ellos por teléfono.

 ¿Cuál es vuestra comida favorita de España?

La paella y la lasaña.

 ¿Cómo empezasteis a trabajar aquí?

Gracias a algunas asociaciones de ayuda como Apoyamos. También porque teníamos que sustituir a un chico del huerto.

 ¿Qué es lo que más os gusta de este trabajo?¿Por qué?

Nos gustan mucho las máquinas de cultivo y plantar. Nos fascina el mecanismo de riego.

 ¿Cuál es vuestra verdura favorita?

El calabacín y el pepino.

¿Practicabais algún deporte en vuestro país?¿Y aquí?

Fútbol, nos gusta mucho

 ¿Creéis que en España se acogen bien a los inmigrantes?

Hay personas que nos acogen bien pero otras no.

 ¿Qué idioma habláis entre vosotros?

Francés y africano. A veces  español para practicar.

 ¿Hay mucha diferencia entre vuestro país y España?

Sí, la cultura es muy diferente. Allí leemos el Corán y aquí no. La comida también es muy distinta.                                                                                                 

¿Hay algo que queráis enseñar a vuestra familia?

Nos gustaría enseñar a nuestros hermanos a usar los tractores.

Muchas gracias por vuestra atención y vuestro tiempo, amigo. Nos vemos pronto.

  

 Entrevista realizada  por: Lucía Hernández y Daniela Mohedano




¿Y de qué forma contribuiremos en el                IES ALFREDO KRAUS?


APRENDIZAJE

 

Nuestro alumnado aprenderá contenidos curriculares relacionados con biología, lengua, plástica, etc. y con cualquier departamento que desee participar en el proyecto.

SERVICIO

  • Nuestro centro se constituye en GRUPO DE CONSUMO y por tanto en punto de recogida de cestas de fruta y verdura. Toda la comunidad educativa participará en ello.
  • Nuestro alumnado entablece relaciones con los trabajadores inmigrantes del huerto de forma que eliminen estereotipos sobre la inmigración.
  • Trabajadores del huerto y alumnado voluntario trabajarán y aprenderán juntos en nuestro huerto escolar.

PERSONAS IMPLICADAS

  • Las asociaciones que forman el Huerto Hermana Tierra.
  • El alumnado del centro que desee formar parte del grupo de personas voluntarias.
  • Los Departamentos que deseen unirse al proyecto.
  • Las familias que quieran formar parte del grupo de consumo.


PRIMER DÍA DE DISTRIBUCIÓN

Las frutas y verduras del Huerto hermana Tierra ya han llegado a nuestro centro. Un proyecto ecológico, solidario y que nos va a hacer aprender y trabajar mucho a través del #APS.
De momento hoy nuestras casas huelen a pisto, revuelto de calabacín, guiso de acelgas, puré de calabaza con zanahorias, ensalada de escarola con granada, bizcocho de calabaza... ¿Y las vuestras, se estrenan también con estos estupendos productos? 



VISITA DE YUSSUF DEL HUERTO HERMANA TIERRA


Después de haber leído Abdel, de Enrique Páez y de haber trabajado el tema de la inmigración en el proyecto #fronteras a través de grupos cooperativos, la visita de Yussuf y de Inma a nuestro centro ha supuesto el broche perfecto para este hermoso proyecto en el que nos habíamos embarcado.

Este curso además, el proyecto #fronteras forma parte de nuestro APS HERMANA TIERRA.

Os dejamos las impresiones recogidas por nuestra profesora Mª Jesús Esteban Benito.

Hoy hemos estado escuchando el testimonio de Yussuf. Un chico inmigrante de 25 años que nació en Mali y que llegó a nuestro país hace tres años, huyendo de una situación de guerra en su lugar de origen.

Nos ha contado cómo fue su largo viaje a través de Argelia y Marruecos y nos ha descrito como entró en territorio español, saltando la valla de Melilla. Cruzó la frontera argelina a pie, y lo mismo hizo para entrar en Marruecos, caminando muchísimos kilómetros al día. Cuando por fin entró en España, después de varios intentos en los que fue deportado, se escondió durante días en un garaje y allí lo encontró una persona que le puso en contacto con la Policía Nacional y ellos con una ONG humanitaria que le tramitó los documentos necesarios para obtener la condición de asilado político.

Gracias a esta asociación pudo vivir en distintos centros de acogida (en Barcelona, en Girona, en Burgos…) hasta que llegó a Valladolid donde conoció a la congregación religiosa de los hermanos capuchinos y a través de ellos entró en contacto con Huerto Hermana Tierra, donde trabaja en el huerto ecológico que tienen en su convento de El Pardo.   

Hermana Tierra le ha brindado la oportunidad de recuperar su dignidad mediante un trabajo, y hemos podido comprobar que actualmente es feliz y se siente útil.

Le hemos hecho muchas preguntas sobre si sigue en contacto con su madre y sus hermanos, sobre cómo se siente aquí, si volvería o no a su país e incluso le hemos preguntado si le gusta el fútbol y de qué equipo es.

Nos ha gustado mucho escucharle y saber que hay otras realidades muy diferentes a la nuestra, entender que muchas veces la vida no es tan fácil ni tan justa para todos nos ayuda a valorar más las cosas de las que disfrutamos y apreciar la suerte de tener un techo, comida en el plano, ropa limpia y familia cerca.

 

Le hemos agradecido mucho que nos haya contado su experiencia, porque sabemos que esto nos va a hacer mejores personas.