TALLER AFECTIVO-SEXUAL CON ADOLESCENTES

En el Kraus entendemos la educación como un todo. Educación holística, se llama ahora. Una educación basada en el conocimiento, el espíritu crítico, la relación con el mundo y con la persona misma. Y en esa dimensión humana entra de lleno la educación afectivo-sexual. En ningún caso pretendemos suplantar el papel de la familia en este sentido, sino complementarlo, ofrecerle otros cauces y otras visiones.

Los chicos y chicas son reacios a hablar sobre estos temas en casa y, a la pregunta de ¿pero esto lo hablas con tu  padre o tu madre? siempre chocamos con un rotundo y casi unánime Noooooooooo, me resulta muy incómodo.

Y la realidad es que en plena era de la comunicación, cuando todo está a golpe de clic, la desinformación es casi la misma que en nuestra época. Porque efectivamente la información está al alcance de un ratón o un smartphone pero ¿a qué información acceden? ¿con quién contrastan? ¿quién les hace esa curación de contenidos, tan de moda hoy?

Un taller de estas características puede parecer controvertido, pero siempre nos parece fundamental para el alumnado de estas edades, sobre todo si sirve para desmontar falsos mitos, desterrar tabúes y avanzar hacia una aceptación normal y plena de la propia sexualidad.

El curso pasado las familias tuvisteis ocasión de tener un taller con Lupe García Rodríguez, educadora y sexóloga, y de ella surgió el compromiso de que interviniera en el aula. Este curso nos encontramos con que nuestro alumnado tiene un año más y mil preguntas más; tienen más interrogantes y más situaciones en los que planteárselos. Así que, a instancias de Lupe, instalamos un buzón de preguntas anónimas que recogimos para luego pasárselas a ella y sobre ellas montar el taller. Las preguntas están recogidas íntegramente en la presentación que tenéis a continuación y que, os dará idea del desconocimiento de muchos y la madurez de otros.

Y con todas nuestras preguntas y nuestras ganas de respuestas nos embarcamos esa mañana con 60 personitas por sesión en las que resultaba difícil contener el nerviosismo, las risas, los comentarios, los cuchicheos, los gestos...

Podríamos contaros mil anécdotas, mil situaciones cómicas o cuanto menos, curiosas. Pero hoy nos interesa sacar conclusiones que nos puedan servir para seguir acompañando a estos chicos y chicas en este difícil momento de la adolescencia.

El momento en el que se sitúan estos chicos y chicas es muy distinto para unos y otras. Algunas chicas comunican mediante lenguaje no verbal su todavía rechazo al sexo, en tanto que otros asienten cuando se habla de temas que les interesa y empiezan a conocer. Seguramente las conclusiones que sacaron fueron muy distintas en ambos casos.

El tema del AUTOCONOCIMIENTO es fundamental en ambos sexos; pero en el caso de las chicas por razones obvias, el desconocimiento de su cuerpo, incluso el claro rechazo a hablar de ello, resulta muy significativo. Lupe les habló con claridad de su cuerpo, de sus órganos sexuales externos que apenas conocen y que ni siquiera saben nombrar. A todo el mundo le quedó claro lo que es el CLÍTORIS (a pesar de sus variantes como clitorix y clitrix, con el que lo vimos nombrado), pero nadie parecía saber de su existencia con anterioridad. Que el primer paso para tener una futura sexualidad sana, compartida y satisfactoria es el autoconocimiento fue una de las ideas en las que más se insistió y que les quedó muy clara.

La ORIENTACIÓN SEXUAL diversa y asumida desde el respeto tanto en las familias como en sus propios ambientes, fue también otro de los temas tratados. Una pregunta que siempre aparece es ¿cómo abordarías tú la homosexualidad de tu amigo o amiga? ¿cómo afrontarías la tuya propia? ¿cómo lo asumirían en tu familia?... Resultaría interesante que nos paráramos también las personas adultas en ella.

Las dudas en cuanto a las PRIMERAS RELACIONES y las PRÁCTICAS SEXUALES fueron muchas. La sexualidad que se nos vende en los medios está centrada en el coito rápido, inmediato, y por supuesto, satisfactorio para ambos. Nuestra educadora intentó hacerles ver que la sexualidad es mucho más amplia que eso, que no hay por qué abordarla centrada en ello, sino como algo más complejo en el que caben muchas más formas de comunicación en pareja.

Que no hay que tener prisa para hacer NADA PARA LO QUE NO ESTEMOS PREPARADXS fue también un punto fundamental. No hay que hacer nada para lo que aún no te sientas preparadx, ni siquiera por presión social o de la pareja. Intentar saltarse etapas e ir directamente a aquello que vemos en las pelis puede llevarnos a la frustración y a la insatisfacción.

En este sentido cabe hacer un inciso para recalcar el mensaje que dio, sobre todo a las chicas: si tú no estás preparada, no te apetece, no quieres hacerlo... SIEMPRE TIENES DERECHO A DECIR NO. NO es NO, incluso aunque hayas llegado a un punto del que no quieres pasar. La realidad nos indica que muchas veces las chicas se sienten coaccionadas por el chico para hacerlo Porque si no, no me quieres, Porque todas lo hacen, Porque eres una estrecha...Y ahí no solo tenemos que educar a las chicas, sino también, ojo, a los chicos. La violencia de género en los adolescentes tiene mucho que ver con todo esto.

Si tuviéramos que hacer un balance de lo que vimos y oímos podríamos quedarnos con el lado negativo de que cuarenta años después de haber vivido una educación marcada por la represión y la culpa en el tema del sexo, quizá se ha eliminado el elemento represor y pecaminoso; pero los miedos, la desinformación y los tabúes son muy parecidos. Pero también podemos destacar y quedarnos con el lado positivo y pensar que la actitud a la hora de preguntar, la comodidad con la que se sentían la mayoría, a pesar incluso de la presencia de sus profesoras y profesores; la curiosidad no cercenada,  nos invitan al optimismo y a pensar que están en disposición de informarse adecuadamente y crecer hacia esa plenitud que les hará personas maduras para vivir su sexualidad y sus relaciones de forma sana.

Por último quisiéramos incidir en el hecho de que:

HABLAR ABIERTAMENTE DE SEXO NO IMPLICA QUE LES ESTEMOS ANIMANDO A ELLO, 

SINO QUE LES ESTAMOS DANDO HERRAMIENTAS PARA VIVIR SU SEXUALIDAD

DE MANERA PLENA Y MADURA.

HABLAR DE ORIENTACIONES SEXUALES DISTINTAS NO SUPONE QUE LES ANIMEMOS A TOMARLAS, SINO A RESPETARLAS.

HABLAR DE PREVENCIÓN Y ANTICONCEPCIÓN NO INVITA A QUE LOS USEN,

SINO A SER MÁS CONSCIENTES DE LOS PELIGROS.

 

Muchos de los profesores y profesoras tuvimos que continuar resolviendo sus dudas, que seguían siendo muchas, cuando volvieron a clase; pero ahora os toca a vosotros, queridos padres y madres. Si con sus profes son capaces de hablar abiertamente es porque saben que no los vamos a juzgar y que les vamos a responder. Busquemos pues el ambiente adecuado y sereno para que puedan hacerlo también en la familia.

En el Kraus siempre hemos apostado por la educación compartida y la comunicación con vosotros y vosotras. En este partido nosotros hemos lanzado el primer balón, ahora os toca recoger y dirigir los rebotes.

 

Por último, no quisiéramos terminar sin agradecer a Lupe su dedicación, su esfuerzo a pesar del ambiente, su claridad y su empatía con nuestros chicos y chicas. Seguro que volvemos a tenerla en el Kraus.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0