ALGO MÁS QUE UN PROYECTO: un dónut por la PAZ

Pocas cosas dan más satisfacciones como embarcarse en un proyecto que implica a gran parte de la comunidad educativa y que además tiene una repercusión solidaria en el entorno social cercano.

Así fue nuestro proyecto UN DÓNUT POR LA PAZ, que trascendió después su originario objetivo.

En un principio fue concebido como un gesto solidario con el que queríamos celebrar el Día de la paz. En colaboración con el ALBERGUE SANTA MARÍA DE LA PAZ y con la ayuda de su trabajadora social, Esther García, organizamos unas sesiones de tutoría en las que vinieron dos personas residentes en el albergue y les hablaron de cómo la vida te puede llevar por derroteros inesperados hasta quedarte sin hogar y en la calle. A nuestros chicos y chicas les conmovió la experiencia, a algunos hasta las lágrimas, y fueron conscientes de esa otra realidad tan lejana de nuestra comodidad. Ese mismo día, trajeron "montañas" de dónut, leche, galletas, etc. cuya finalidad era contribuir con un pequeño gesto a endulzarles una merienda a los residentes. Abajo os dejamos un reportaje gráfico sobre ese día.

Pero el proyecto fue más allá y desde la materia de lengua y literatura les sugerimos escribir UNA CARTA a cada uno de los hospedados en el albergue. (Relacionar un proyecto solidario de servicio a la comunidad con el curriculum directo de una o varias materias es una experiencia que se está llevando a cabo actualmente en muchos centros. Se llama APS, Aprendizaje y Servicio, otro día os hablaremos de ello).

 

Así fue como cada alumno y alumna recibió el nombre de una persona y le escribió personalmente. Las cartas que escribieron fueron preciosas, tiernas, ingenuas, maduras a veces... Podían mezclar los razonamientos más adultos:

 

"No importa los errores que hayas cometido, lo importante es que veas el futuro con esperanza"

"Espero que tu vida a partir de ahora sea mejor y puedas contar con el apoyo de tu familia"

 

con sus frases más ingenuas:

 

"me gustaría saber cuál es tu color favorito"

"¿qué haces en tu tiempo libre?"

"¿de qué equipo de fútbol eres"

 

Esas cartas, faltas de ortografía, dibujos y sobres decorados incluidos, fueron a parar a manos de cada uno de los residentes, que las recibieron como una sorpresa en cada  uno de sus casilleros en un día de fiesta.

Nos cuentan que fueron recibidas  desde con sonrisas llenas de ternura a carcajadas al leerlas o ver los sobres de corazones o  con lágrimas contenidas y no contenidas. Que están emocionados, agradecidos y muy conmovidos.

 

 

Esther nos ha pasado un escrito realizado por uno de los residentes en el que habla de sus experiencias, su pasado y su situación actual. Un documento lleno de reflexiones, de vivencias y al final, de ESPERANZA. No dejéis de leerlo en este ENLACE.

 

Mezclar las emociones de personas en situaciones complicadas y las de niños y niñas que apenas se empiezan a asomar al mundo puede ser un cóctel complicado pero gratificante. Ellos agradecieron que tantos chicos y chicas pensaran en ellos con tanto mimo  y les devolvieran una mirada "personalizada" a cada uno (tantas veces pasamos sin mirar al lado de los que sufren... ) Los alumnos se llevaron la experiencia, aunque sea fugaz, de pensar que hay personas con menos privilegios que ellos, que la vida te puede llevar por caminos que nunca hubieras pensado en transitar, que la familia es un apoyo fundamental en el camino (algo que los residentes recalcaron en su visita y que ellos reflejaron en sus cartas).

A veces un simple dónut y una carta tienen resonancias insospechadas, a veces un rostro que refleja dolor y desamparo dice más que un tema entero.

El camino de colaboración con el Albergue se ha abierto en este curso y queremos que crezca con nosotros, que en la medida que nuestros chicos y chicas crezcan puedan compartir con ellos otras experiencias. Queremos que esta experiencia madure con ellos y les acompañe en su mochila de la vida. Seguro que les ayuda a crecer.

 

GRACIAS A TODAS LAS PERSONAS QUE SE HAN IMPLICADO EN EL PROYECTO Y ESPECIALMENTE A ESTHER, SIN CUYA INICIATIVA NO HABRÍA SIDO POSIBLE.

 

Os dejamos las fotos del día de los dónut y las escenas de los residentes recibiendo sus cartas. No os las perdáis.

Escribir comentario

Comentarios: 0